Macrobiótica y Productos Orientales Ecológicos

Fabricantes

Macrobiótica y Productos Orientales Ecológicos

La alimentación es la base de la sanación. Aunque por lo general se la considera un tipo de dieta, la macrobiótica es realmente un modo de vida.

La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Yin y el Yang y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias de Extremo Oriente, dónde alimen...

La alimentación es la base de la sanación. Aunque por lo general se la considera un tipo de dieta, la macrobiótica es realmente un modo de vida.

La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Yin y el Yang y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias de Extremo Oriente, dónde alimentación, medicina e incluso espiritualidad a menudo se presentan relacionadas.

Si tienes cualquier duda sobre alguno de nuestros productos te atenderemos encantados en el 943 11 00 10. De Lunes a Viernes de 9h a 17h.

Más

Macrobiótica y Productos Orientales Ecológicos Hay 35 productos.

Subcategorías

  • Legumbre

    Las semillas que se crean en las vainas de las plantas oleaginosas se conocen con el nombre de legumbres. Entre ellas se encuentran las judías, las lentejas, los garbanzos, las habas, los guisantes y la soja. El contenido en proteínas de las legumbres (alrededor del 20% en las secas y del 10% en las cocidas) es suficientemente elevado como para que estas sean consideradas un alimento protéico. Pero como no tienen todos los aminoácidos esenciales, para poder aprovechar todas sus proteínas es preciso combinarlas con otros alimentos (cereales o semillas). Son ricas también en hidratos de carbono (alrededor del 50% si son secas y del 25% si son cocidas). Contienen además provitamina A y vitaminas del grupo B (niacina y tiamina). Su contenido en minerales varía en relación con la especie, pero todas son ricas en calcio, fósforo, potasio, magnesio y hierro. Las legumbres poseen unas sustancias inhibidoras de la digestión de los hidratos de carbono, lo que hace que éstos sean de absorción muy lenta; esto junto con la fibra soluble que contienen, las hace muy adecuadas para las dietas de los diabéticos.

  • Miso
    El miso (del japonés 味噌 miso 'fuente del sabor', de mi es 'sabor o condimento', y so 'fuente') es una pasta aromatizante fermentada, hecha con semillas de soja y/o cereales y sal marina. Durante siglos fue considerado un alimento curativo en China y Japón. Contiene enzimas que ayudan a la digestión, y suministra carbohidratos, lípidos, vitaminas, minerales y proteínas. Algunos sostienen que el miso sin pasteurizar puede reconstruir la flora intestinal que haya sido deteriorada por dietas de alto contenido en carnes, azúcar, productos químicos y antibióticos, aunque no hay ningún estudio científico que lo ratifique. Utilizado como reconstituyente de la flora intestinal y como eficaz favorecedor del tránsito intestinal, alivia las hemorroides. [cita requerida] En la elaboración de un miso liviano o ligero, la soja es inoculada con un cultivo o fermento y se incuba durante setenta y dos horas. El cultivo preparado para producir miso se llama kōji (麹), y es una mezcla de trigo o de arroz con el fermento kōji-kin (麹菌, especie de hongo asociado actualmente al Aspergillus oryzae), o sino con el shōyu-kōji-kin (醤油麹菌, Aspergillus sojae). Los misos más afamados son fermentados por largo tiempo obteniéndose así: Shiromiso, es decir miso blanco: su fermentación dura aproximadamente un año y resulta ser el de sabor más suave; Akamiso, es decir miso rojo: su fermentación dura aproximadamente dos años teniendo un sabor más fuerte que el blanco; Kuromiso, que es el miso negro: su fermentación dura aproximadamente tres años y su gusto es intenso. Hatchomiso es la variedad más concentrada y proteica al no llevar ningún tipo de grano añadido (arroz, trigo o cebada).1 Los miso blancos, rojos o negros se utilizan especialmente para condimentar sushi durante el invierno ya que así el sushi que de suyo es fresco recibe un tono cálido para el paladar. [editar]
  • Salsas y Vinagres
  • Semillas

    estas pequeñas simientes aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales, oligoelementos y ácidos grasos de gran valor alimenticio y que además resultan eficaces en el tratamiento de un gran número de enfermedades. Podemos consumirlas en distintos tipos de preparaciones, en panes, en galletas, en infusiones o directamente en comidas. Siempre es bueno incorporarlas, así podemos transformar esta ingesta en un hábito diario que fortalecerá nuestra salud y podemos prevenir enfermedades.

  • Pasta Noodles

    Se conocen como noodles a los largos fideos chinos, de arroz o de trigo, que se han hecho tan populares últimamente gracias al boom de la cocina asiática en Occidente. Quienes los han probado sabrán que se pueden cocinar en sopas o salteados con verduras, carnes o mariscos en el wok.

  • Tortas
Mostrando 1 - 35 de 35
Mostrando 1 - 35 de 35